Historia

La historia de la Biblioteca de la Municipalidad de Lima se remonta al año 1903 con la adquisición de sus primeras colecciones. Desde aquella fecha hasta 1945 tuvo una condición itinerante. Durante las celebraciones por el IV Centenario de la Fundación de Lima (1935), el gobierno de Venezuela obsequió una importante colección bibliográfica, un armario tallado en madera y el busto del libertador Simón Bolívar. Esta iniciativa fue secundada por las demás naciones americanas colaborando con sendas donaciones que contribuyeron notablemente al incremento del material bibliográfico. El alcalde de la ciudad, Dr. Luís Gallo Porras pronunció en la ceremonia de recepción de las mismas, las siguientes palabras: “La Biblioteca Pública Municipal de Lima aspira a ser no solo el laboratorio en el que el investigador encuentra los elementos que requiere su tarea cotidiana, sino sobre todo, un centro de cultura capaz de cooperar en la elevación del nivel intelectual de nuestro medio”. El 29 de Junio de 1945 se inauguró el hermoso local de la Biblioteca en el segundo piso del Palacio Municipal. La distribución de los ejemplares está hecha en cinco divisiones con estantería abierta. La sala de lectura dispone de cuatro mesas fraileras talladas, con accesorios de lámparas en bronce y sillones tapizados estilo Luís XIII.

Este local, por lo fino de su estructura en madera, es patrimonio histórico y un gran atractivo turístico. Los trabajos fueron dirigidos por el maestro ebanista José Caycho, cuya firma figura en la parte inferior del eje de la elegante escalera de caracol que conduce al entrepiso, la misma que posee 150 figurillas decorativas, las cuales son distintas entre sí. La técnica utilizada en la construcción del recinto es el machihembrado y la materia prima es cedro de Nicaragua.

La biblioteca conserva libros, documentos y objetos de gran valor histórico, asimismo por su belleza arquitectónica es punto obligatorio y referencial de todo visitante turista extranjero o nacional que visite el Palacio Municipal de Lima.

La Biblioteca Municipal de Lima se constituye como una biblioteca líder dentro del ámbito municipal limeño pues colabora con donaciones bibliográficas a los diversos distritos de nuestra capital, así como también desarrolla programas de fomento a la lectura entre la ciudadanía limeña.

La entrada principal nos muestra dos urnas de madera; la primera contiene documentos fundamentales en la historia de Lima y del Perú: el Acta de Fundación de Lima, redactada el 18 de enero de 1535 y el Acta de Declaración de la Independencia del Perú, suscrita en Cabildo Abierto el 15 de julio de 1821. Asimismo, se conservan dos tinteros de plata, utilizados por los firmantes de la independencia del Perú, y una llave de la Ciudad de Lima obsequiada al virrey Abascal en 1806 que esta forjada en plata en estilo rococó, decorada junto con un águila bicéfala, las columnas de Hércules y el Plus Ultra representando al escudo limeño.

En la segunda urna, se custodia una bandera peruana perteneciente al batallón Lima Nº2, que se enarbolo el 15 de enero de 1881 durante la heroica resistencia en la batalla de Miraflores. Asimismo, existe una porción de roca lunar extraída del valle Taurus Littrow por la misión espacial Apolo 17 en diciembre de 1972 y que fue obsequiada al municipio el año siguiente por el gobierno de los Estados Unidos. También se aprecia una talla en madera del siglo XVIII que representa el escudo colonial de la ciudad, que fue utilizado en sesiones del Cabildo y un plano de Lima republicana publicado en 1864.

La actual gestión ha comenzado una nueva etapa en lo que corresponde a la administración de la Biblioteca y Archivo Histórico Municipal, poniendo especial énfasis en restaurar y difundir el acervo documental que poseen sus fondos, publicando instrumentos descriptivos como la Guía del Archivo Histórico Municipal y el Catálogo en línea de la Biblioteca Municipal los cuales permiten una rápida y eficaz consulta. Asimismo, se restaura el fino mobiliario que contiene sus ambientes brindándoles un mantenimiento permanente para que los lectores que acuden a sus instalaciones puedan disfrutar de la comodidad y de la belleza de su infraestructura.